Cuándo poner a tu bebé en la hamaca: La respuesta

Sobre todo cuando se es madre primeriza, asaltan muchas dudas en relación al cuidado del niño. Una de las inquietudes frecuentes es cuándo es oportuno poner a tu hijo en la hamaca.

Las hamacas para bebés resultan siempre bastante prácticas. Al utilizarlas, le dan una visión más amplia al niño y puedes integrarlo de una mejor manera a la vida familiar. Puedes utilizarlas tanto para jugar, como para comer o descansar. Sin embargo, como todo con nuestros niños y niñas, debemos tomar una serie de precauciones.

¿A partir de qué edad puedo poner a mi bebé en la hamaca?

A partir de qué edad puede usar un bebé una hamaca

Las hamacas son uno de los artículos más usados en el cuidado de los pequeños. Son una especie de sillas reclinables y acolchadas donde el bebé permanece ligeramente inclinado. Las más modernas traen música y sistema de vibración que intenta simular el ambiente del vientre materno.

Su uso está más que asegurado. Traen un arnés que impide que el pequeño se caiga. Para una mayor comodidad para el traslado, también traen unas asas por donde puedes tomarlas para movilizar a tu pequeño de un lado a otro.

Posiblemente te estés preguntando si debes esperar a que el bebé se siente o controle su propio peso para poder usar las hamacas. Este tipo de artículos están diseñados para utilizarlos incluso desde que el niño es recién nacido. Sin embargo, será el niño el que tenga la última palabra. ¿Cómo podrás saberlo? Con sus reacciones.

Según vemos en la web experta Hamacabebe.org, es aconsejable que pruebes colocando a tu hijo en el interior y veas cómo reacciona. No es necesario que sepa sentarse porque en estos muebles los bebés adoptan una posición levemente inclinada y su cuello y su espalda están seguros. 

Puede suceder que, al no saber controlar aún su propio peso, el recién nacido tienda a voltearse algo que le resultará incómodo. En caso de ser así, él mismo te lo comunicará a través de su llanto.

Además de comprobar a partir de cuándo se pueden usar, revisa también el peso que puede soportar. Generalmente, pueden utilizarse por niños de hasta 1 año, aunque existen modelos que permiten prolongar su uso durante varios años. Si estás interesado/a en un modelo más duradero, prueba las hamacas evolutivas, que se adaptan al crecimiento del pequeño.

En caso de que le guste su nueva hamaca, puedes colocarlo en ella con toda tranquilidad. Estará muy seguro, porque estas sillas vienen con un sistema de seguridad que lo sujetan e impiden que este se caiga.

¿Cuánto tiempo puede estar?

La hamaca para bebé te resultará muy útil y probablemente querrás tenerlo la mayor parte del día en ella, algo que es un error común y que debes evitar.

Durante sus primeros meses, un niño necesita muchos estímulos, por eso es conveniente no dejarlo siempre en el mismo lugar.

Para evitar esto prueba intercalando el uso de este producto con otros. Acuéstalo un rato en la cuna, otro en el gimnasio para bebés y recuerda también llevarlo en tus brazos porque tu hijo necesita fundamentalmente de tu calor para sentirse seguro.

Tu hijo también te indicará cuando necesita que lo cargues o si ya no quiere estar en su hamaquita.

Has de tener en cuenta también su edad. Cuando son muy pequeños, pasan la mayor parte del tiempo dormidos y la silla tiene un efecto tranquilizante. Notarás que al ponerlo en ella se duerme con facilidad.

¿Es malo que duerma en la hamaca?

precauciones hamaca bebe

Existen muchas opiniones sobre si es bueno o no que nuestro hijo o hija duerma en la hamaca. En este caso lo importante es no abusar del uso del producto. El bebé puede dormir sus siestas sin problemas, pero para la noche los pediatras recomiendan que preferiblemente duerma en su cuna.

Controla el tiempo que el bebé esté en la hamaca. No es conveniente que esté siempre tumbado sobre su espalda porque él necesita adquirir otras posiciones para fortalecer su columna y desarrollar otras habilidades como sentarse, gatear, controlar sus extremidades y caminar.

No es malo que duerma en la hamaquita, pero es poco conveniente que lo dejes la mayor parte del día en ella. Por lo general, al colocarlos en ellas los reyes de la casa se duermen, porque tienden a simular el ambiente que experimentaron cuando estuvieron en el vientre materno.

La hamaca para bebés será una aliada más en tu proceso de crianza. Sin duda uno de los artículos que no puedes excluir de tu lista de prioritarios.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 2 6 ?