Los beneficios de un standing desk o escritorio de pie

Hasta hace poco tiempo, una de las costumbres más marcadas era trabajar sentado. Pero eso ha ido cambiando con el paso del tiempo y ha dado lugar a nuevas formas de trabajar que ayudan a reducir los dolores musculares y el sedentarismo.

Quizás, uno de los elementos que cumple con esas características es el standing desk o escritorio de pie, que muchas personas todavía desconocen.

Si tú eres una de esas personas, acabas de llegar al lugar adecuado, ya que en este artículo te informaremos acerca de todo lo que necesitas saber sobre ellos, incluyendo qué son, qué tipos puedes encontrar, sus ventajas, desventajas y consejos para que los uses adecuadamente.

¿Qué es un standing desk?

En términos sencillos, un standing desk es un escritorio especialmente diseñado con una altura suficiente para que puedas trabajar estando de pie.

Se trata de una mesa que podrás usar como escritorio para PC, tabla de dibujo o cualquier otro fin similar y que puede (o no) tener una altura regulable para adaptarse a tus necesidades y evitar las malas posiciones mientras realizas tus actividades.

Los beneficios de los escritorios elevados

¿Qué tipos de escritorio de pie podemos encontrar?

Puedes encontrar diversos tipos de standing desk que te pueden servir en diferentes circunstancias:

  • Fijo: Se trata de un escritorio de pie sencillo cuya altura no se puede modificar debido a que cuenta con una estructura totalmente rígida.
  • Manual: Cuya altura puedes ajustar, pero debes presionar un botón o girar una palanca para poder hacerlo. Esto te permite transformarlo en un escritorio regular para trabajar sentado o subir su altura hasta que puedas trabajar de pie.
  • Eléctrico: Que te ofrece la posibilidad de regular la altura sin hacer esfuerzo. Su motor eléctrico se ajusta suavemente a través de un panel o un botón especial y ofrece una mayor estabilidad y precisión en la altura.
  • Portátil o plegable: Es un modelo que puedes transportar a cualquier parte plegando sus piezas para alcanzar una estructura pequeña y ligera. Este modelo resulta útil cuando tienes que trabajar en varios sitios o habitaciones durante el día.
  • Convertidor: Especialmente diseñado para transformar tu escritorio regular en uno de pie. Es similar a una base o sobremesa que se coloca encima del escritorio para darle la altura que hace falta para que puedas usarlo en una posición erguida.

¿Cuáles son sus principales beneficios?

Hay muchísimas ventajas al utilizar regularmente un standing desk. Para ver sus beneficios, hemos preguntado al fisioterapeuta Miguel Silva, experto en escritorios de pie y autor de la web StandingDesk.pro:

  • Mejora general en la salud, ya que el hecho de permanecer demasiado tiempo sentado se relaciona con obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y muerte prematura.
  • Reduce el dolor de espalda en un 54% de los casos, lo cual se traduce después de permanecer de pie en una postura adecuada y trabajando durante un período de tiempo razonable.
  • Disminución de los niveles de azúcar y riesgo de padecer diabetes tipo 2, ya que las comidas se digieren más rápido.
  • Ganancia de energía y mejora sustancial en el estado de ánimo, ya que se reduce el riesgo de depresión como consecuencia del tiempo sedentario.
  • Posible aumento en la productividad. El hecho de estar de pie invita a tu mente a realizar una acción y esta, a menudo, se traduce en cualquier actividad, trabajo o tarea que tengas pendiente.

Estudios de la Universidad de Harvard demuestran estos beneficios mientras nos aconsejan cómo utilizarlos correctamente, tal y como veremos más abajo.

¿Tiene algún efecto negativo?

Si bien no han sido demostrados los riesgos a la salud o los padecimientos asociados al uso del standing desk, si tiene algunas desventajas que debes tener en cuenta:

  • La falta de costumbre puede hacer que tus primeros días de trabajo sean interminables e incómodos.
  • No se han demostrado los estudios que indican que ayuda a perder peso.
  • Pasar mucho rato de pie también puede llevarte a sentir dolores en las piernas y la espalda.

Consejos al usar un escritorio de altura regulable

Escritorio elevable o standing desk

Si bien los standing desk son excelentes elementos para mejorar la salud en el trabajo y potenciar tu estilo de vida, hay ciertas consideraciones, recomendaciones y consejos que debes valorar al iniciar una experiencia que representará un cambio en tu estilo de vida.

¿Cuánto tiempo debería estar de pie en mi escritorio?

Lo más recomendable es que pases entre 2 y 4 horas diarias de pie de forma alternada. Es decir, que pases periodos de 30 a 45 minutos de pie en tu escritorio, descanses y te vuelvas a reincoporar hasta cumplir la cantidad de tiempo que tu cuerpo pueda soportar sin sentirse exhausto.

¿Debería utilizarlo todo el día?

No, es importante destacar que los expertos no ven el standing desk como un reemplazo para los escritorios y el trabajo sentado, sino que se deben alternar ambos mecanismos de trabajo para garantizar la salud del trabajador.

Si quieres cambiar tu escritorio en casa, lo debes hacer usando un convertidor o comprar un escritorio de altura regulable para que puedas subir o bajar su altura y sentarte cuando estés cansado. Recuerda que forzarse a permanecer demasiado tiempo de pie puede resultar perjudicial para tu salud.

¿Qué más tendría que tener en cuenta?

Uno de los elementos más importantes que debes valorar es el tiempo que tardarás en acostumbrarte a pasar de un escritorio regular a permanecer por más tiempo sobre tus pies. Al principio, deberás realizar pequeñas jornadas de trabajo para asegurarte de que tu cuerpo se está acostumbrando a trabajar así.

Te recomendamos realizar sesiones de 10 a 15 minutos para empezar y cuando te vayas sintiendo cómodo, puedes aumentarlas hasta llegar a los 45 minutos.

Otra recomendación es que regules adecuadamente su altura, ya que si estás trabajando de pie pero tu espalda no está erguida, el standing desk no te estará ayudando a mejorar tu postura ni cuidará tus dolores de espalda. Trata de mantener una postura bien erguida sin tener que encorvarte o agachar demasiado la cabeza.

Igualmente, si tienes patologías especiales, sufres de dolores crónicos o estás embarazada, un standing desk no es la opción más recomendable, ya que podrían incrementar tu patología o resultar perjudiciales para tu salud.

¿Realmente funcionan?

Las opiniones de sus usuarios todavía están divididas, ya que se trata de un producto muy innovador y que representa algunas incomodidades mientras te acostumbras a usarlo.

Sin embargo, quienes se han tomado el tiempo de ofrecerle una oportunidad y acostumbrarse al producto, han reflejado opiniones muy positivas que evidencian que realmente funcionan, te ayudan a mantener una buena salud y reducen mucho los dolores articulares y en la espalda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 5 9 ?